Tati y la crítica

Por Manuel García Migani y Gabriel Dallatorre

#Intervenciones

En el 2018 junto a Gabriel Dallatorre escribimos la obra TATIANA en la ciudad de Mendoza para el plan El Cervantes produce en el país. La crítica acudió de manera unánime al estreno, cosa que no pasa nunca con mis obras fuera de ese contexto. Unánime fue también su reacción: la odiaron. Aparecieron críticas (incluso en el diario ¡versión papel! vedado para la crítica teatral mendocina) de muy similares características: dos párrafos señalando lo poco que hacía falta escribir para lo mal que funcionaba todo, pedido de explicaciones al Cervantes e incluso sospechas sobre la transparencia de la convocatoria. La cosa siguió en las redes donde hicieron un parate en sus recomendaciones de Netflix para postear las malas críticas insistiendo en lo mal que había hecho el Cervantes en elegir ese proyecto. Recién estrenados, teniendo que diseñar una estrategia de difusión, nos parecía ridículo obviar semejante situación por lo cual decidimos hacer un flyer citando dichas críticas: Eso y el hecho de que algunos lectores de sus propios posteos advertían la llamativa euforia e insistencia con la que hablaban mal no sólo de la obra sino del hecho de que fuera producida por el Teatro Nacional, fue tomado como un ataque.


-2 (menos dos)

 ANDRÉ

Mueblesmi librosymis cosaEspacioenmimenteComputadorA ComputadoraTesis ridículaterminPazIN    CRE  Í   BLEInternet¿Qué querés decir?VirusVirusPatética y desgraciadaTesisVirusHacer back upVirus todos los díasTesis automáticamenteA A A A A A A A A A Acabo aireDe menor a mayor de mayor a menorDiccionario

#digámoslo: la obra está muerta desde el inicio porque nada sucede, ni sucederá en su más de hora y media de transcurso.

-1 (menos uno)

-Brazos en tu mente

ANDRÉ- Carteles de alquiler muebles mis libros y mis cosas

– Eso está bueno

ANDRÉ- Automáticamente se libera espacio en mi mente

– Un chabón. Un chabón sobre la tierra

ANDRÉ- Computadora y mi silla. Me siento en sillas. Computadora. Tesis. Virus. Automáticamente. Ridícula. Termina Siendo ¡Guarda! Sos Paz. In-cre-íble. Se ve más. Internet. ¿Decir avanzada? ¿Qué tenés? Una idea. Virus. Virus. Patética y desgraciada. Virus. Tesis. Virus. Tiempo back up

 – Púrpura Angelito

 ANDRÉ– Lo que hace el virus es todos los días después de las doce, agarra todas las palabras de mi tesis y las reordena automáticamente según diferentes criterios. El primer día las puso alfabéticamente empezaba así A A A A Abejas Acabar Acabo Aire Ante Anterior Alimaña Automáticamente Back Up Bauhaus Belisario Besarión Bloque Bulimia Casa Cesto Con Contra Corriente Cuesta Dar De Del Delicioso Deleuze Desgraciada Elixir Fronteriza

Después las ordenó por tamaño, por gramática, por graves, agudas y esdrújulas y así. Después las ordenó por extensión, de menor a mayor y de mayor a menor.

Claro es la misma idea de que si leés el diccionario, es como si hubieras leído todos los libros del mundo, pero desordenados.

#Es una “nada” que no gesta sentido. Es un sinsentido que no tiene carne ni espesura                                     

0 (cero)

– Repetir una palabra. Repetir Repetir Repetir. Separar las piernas de los brazos. Tres personas en algún lugar incierto en tu mente. Una especie de coordinación abstracta.

ANDRÉ- Todos los carteles de alquiler. Los muebles. Regalé libros y mis cosas. Estoy re Cieso. Está bueno ¿Te cortaste el pelo? Automáticamente espacio en algún lugar incierto para pensar Super Critical, amnesia haze, ak 47 y moby dick. Controlar polinización. Un chabón abeja Es un poco la vecina que se pajea sobre la tierra. Le regalé mi computadora y mi silla. Ya no me siento en computadora.

  – Ya fue

ANDRÉ- Mi tesis las manos del virus automáticamente, por más ridícula termina extrañada No más computadora ni gente.

  – GUARDA!

ANDRÉ- In-cre-í-ble. Más grande. Espero que sirva PAZ. Pregunté ruido música internet. ¿Cómo avanzada? ¿Para qué? Ideas tenés. Mork y Mindi. Mi amigo Third Rock From The Sun al sudeste. Angelito no es una idea NO. Ataca a documentos escritos en Word.

#Como toda actividad, el teatro lleva en sí el germen de la autodestrucción. El suyo se nutre de petulancia y exhibicionismo. Con la venia del venerable Teatro Nacional Cervantes, Tatiana exuda ese germen y ofrece un festín cannábico que excluye al espectador no amigo.

1 (uno)

BAT! –  Esto es como repetir muchas veces una palabra hasta que pierda sentido. Escuchalo en tu cabeza y sin darte cuenta lo vas a estar haciendo automáticamente. Repetir repetir repetir. 

Rulo – Lo más difícil es separar las piernas de los brazos en tu mente, porque es como si fueran dos personas diferentes acostumbradas cada una a un movimiento.

BAT! –  En realidad son como tres personas en algún LUGAR incierto en tu mente. Tres personas pegadas. La tercera manejaría el pulso, sería como la encargada de una especie de coordinación abstracta entre todo.

ANDRÉ- Todos los carteles de alquiler de habitación fueros sacados. Ya vendí los muebles, regalé las cosas del Sanjua y hasta me deshice de casi todos mis libros y mis cosas.

BAT!- No te había visto. Estoy re ciega.

Rulo- Eso está bueno, porque te potencia los otros sentidos.

BAT! –  No, no está bueno no ver. ¿Te cortaste el pelo?

#da igual si los personajes salen, entran, gritan o se ríen. Da igual todo. Y a esta ausencia de teatro se suma el que en lugar de actuaciones se hagan “monerías”

ANDRÉ- Una vez resueltas estas cuestiones automáticamente se libera espacio en algún lugar incierto en mi mente para pensar en lo nuestro. Primero, las semillas.

BAT!-  Ya las separé y ordené, tenemos:  Supercritical, Amnesia Haze, Ak47 y Moby Dick. Hay otra subcategoría que son las semillas feminizadas y las regulares. Debemos controlar bien el método de polinización, lo más hermoso sería usar abejas. 

RULO- Yo conozco un chabón que tiene abejas.

BAT!- El tema del olor, el abono, lo de la ventilación, desde ya tenemos que estar en buenos términos con la vecina, porque probablemente haya que hacer un boquete.

RULO– Yo conozco un chabón que se pajea y acaba sobre la tierra donde tiene sus plantas y dice que el semen es el mejor abono del mundo.

ANDRÉ- Ya me encargué de la vecina. Le regalé mi computadora y mi silla favorita.

BAT!-  ¿Y vos?

ANDRÉ-Yo ya no me siento en sillas, ya no uso más computadora.

BAT!-  Tu tesis ¿ya fue?

ANDRÉ-Sí. Mi tesis ya no depende de mí, ni de nadie, hizo lo mejor que una tesis puede hacer. Está en manos del virus ahora, destinada a mutar para siempre automáticamente, la voy a extrañar porque cualquier cosa que uno haga, por más ridícula que sea, termina siendo extrañada. 

#Un ensayo sobre la palabra, posiblemente disfrutable desde la lectura. Ante espectáculos como éste -y hablamos de hace unos 30 o 40 años atrás- los críticos decían cosas como “una intriga sin importancia teatral” o “un asunto sin interés dramático”.

BAT!- No más computadora, ni muebles, ni cosas, ni casa,¿ ni gente?

VECINA-¡Hola!

ANDRÉ Y BAT!-  GUARDA!

VECINA– Escuché voces, abrí y me mandé. Tengo muy buen oído. 

ANDRÉ-Se nota. Hola

VECINA– Son dos besos, porque soy de La Paz, me extraña.

ANDRÉ– Ya sé que sos de La Paz.

Vecina- Entonces para qué preguntás ¿Te cortaste el pelo?

ANDRÉ- ¿Vos también te cortaste un poco?

Vecina- Sí me encanta sentir el pelo en mi rostro.

ANDRÉ- Eso es   IN  CRE  Í  BLE

#ni la escenografía, ni las luces, ni el vestuario, ni el sonido, ni los actores tienen justificación en el dispositivo escénico, porque la imprescindible teatralidad para que algo tenga vida sobre el escenario, en “Tatiana” no existe.

Vecina- Qué vacío se ve todo ahora sin muebles

ANDRÉ- Se ve más grande ¿no?

Vecina- No, se ve más vacío. Gracias por la computadora.

ANDRÉ- De nada, espero que te sirva.

Vecina- Por ahora no, no sé usarla muy bien, pasa que las MAC es como que tienen todo al revés, las cositas para cerrar las ventanas están del otro lado, además algo le pasa, debe ser el virus del que me hablaste. 

#De teatral: nada…Abismal grieta entre literatura y teatro derivan gran parte de los males de la puesta que dirige Migani

Vecina- Dos, soy de la paz.

BAT!- Ya sé que sos de la paz.

Vecina- Entonces para qué preguntás.

 BAT!-  No pregunté.

VECINA– Siempre dándole a la batería. Siempre escucho el ruido desde mi casa. Pum pa pum

BAT!- No es ruido.                                                                     

Vecina– Ritmo

BAT!- Es música.

Vecina-  Gracias por la computadora, aunque por ahora yo sólo la uso para escribir y nada más.

ANDRÉ– ¿No la usás para internet?

Vecina- Poco y nada, estoy esperando un tiempo, necesito que internet esté más avanzada.

ANDRÉ ¿Qué querés decir? ¿Que esté más avanzada?   

Vecina- Que esté más avanzada porque así no me sirve.

ANDRÉ– No te sirve para qué

Vecina- No me sirve para lo que yo quiero hacer, para las ideas que tengo en algún lugar incierto en mi mente.

#Ni te pega, ni te coloca. La literatura no es teatro, premisa básica que permite entender el fallido que es tatiana 

 ANDRÉ– ¿Qué ideas tenés?

Vecina- Siempre que pienso en internet automáticamente pienso en los extraterrestres. Así como ALF. 

BAT!- Como Mork y Mindy

Rulo- Como Mi amigo púrpura

Vecina– Como mi marciano favorito 

BAT!-  Como “Third rock from the sun”

ANDRÉ– Como Hombre mirando al sudeste.

Rulo- Como mi pobre angelito.

#Fumata va y viene, los personajes van en busca de un sentido. Allá ellos. Desde la butaca, lo que apremia es un final. ¡Ya! Ese The End (el inglés viene al caso) llega con dos penes bamboleantes y un émulo (¿o émula?, ¿o émule?) del Tío Cosa. ¡Qué looooco!

 Vecina- Siempre me imagino tener que explicarles a los extraterrestres las cosas de los humanos tenemos naturalizadas. Así es como automáticamente tengo mis ideas, por ejemplo explicarles: hola extraterrestre, sabés que todas la noches todos los humanos nos apagamos simultáneamente y nuestras mentes proyectan escenas que no podemos controlar y mientras suceden se sienten como reales pero a la vez no reales y a veces esas escenas logran manipular nuestro cuerpo dormido hasta hacerlo caminar o hacerse pis encima, o sea … re loco.

 ANDRÉ- Pero eso no es una idea.

Vecina- No, la idea es hacer una aplicación. Una aplicación que …Pero antes tengo que sacarle ese virus.

ANDRÉ- Tenés que dejarle el virus.

Vecina- Pero con el virus no puedo escribir.

ANDRÉ- El virus ataca sólo a los documentos escritos en Word.

Vecina- Entonces ¿qué hago?

 ANDRÉ– Entonces, usás otro procesador de texto, obvio. ¿Qué tipo de escritora patética y desgraciada usa un solo procesador de texto para todo?  Si no cambias la herramienta, siempre vas a obtener el mismo resultado.

 Vecina- Es cierto, siempre hay que buscar obtener algo distinto.

#El fiasco del año #Cervantes hacete cargo!

ANDRÉ– Lo que hizo ese virus con mi tesis fue una revelación, ya ni siquiera me interesa rastrear al creador del virus.

Vecina- O creadora.

ANDRÉ- Ahora lo que quiero…

Vecina- O creadores.

ANDRÉ-   …Es que nuestra variedad de semillas produzca en el usuario…

Vecina– O creadore.

ANDRÉ- …  Lo que el virus produjo en mi computadora.

Vecina– O creadoras. O Creadoros.

ANDRÉ– Yo sé que soy un irresponsable por no haber hecho back up y todo eso, pero ¿quién tiene tiempo para hacer back ups?

Vecina- Yo. Yo tengo tiempo. Y backups. Y back ups de los back ups…

#¿Por qué eligió el Cervantes esta propuesta? Un misterio que esperamos tenga explicación


Manuel García Migani es actor, director y dramaturgo nació en San Juan en 1981, reside en Mendoza desde el año 2000 donde es parte de la cooperativa Teatro El Taller que gestiona su sala de teatro, allí se gestaron entre otras cosas los eventos de experimentación dramatúrgica Cortodramas y el ciclo de obras cortas Canapé. Escribió y dirigió Famélica, Pet- Shop, Tus excesos y mi corazón atrapado en la noche  Mi humo al sol, Tu veneno en mí entre otras obras con las que participó en festivales nacionales e internacionales. Algunas de sus obras fueron editadas por Ediciones culturales Mendoza, INT serie premios y Librosdrama.